Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

estás en: Adopción Espiritual :: Testimonios de adopción espiritual

Nick: Pass:

 

versión imprimible o para lectores de baja capacidad visual

en esta categoría y grupo:
...
Testimonio de adopción
anti spam

 

Otras categorías:
Cómo hacemos la Adopción Espiritual

 

 

Buscar

ingresa una palabra o frase

Buscar en:

marcar/quitar las categorías

Adopción Espiritual:

Textos clave

Oraciones

¡Urgente!

Presentación

Testimonios de adopción espiritual

Está sucediendo:

Noticias

Calendario

Extras:

 

dentro de los textos

en títulos

en resúmenes

...

autor: Admin

categoría: Como hacemos la AE

Abierto a todos los lectores

.

 

Hace dos semanas que inicié, con Marycarmen, la "adhesión" a la "adopción espiritual". Lo importante es la oración; el compromiso se adquiere con el hábito.

Hace unos días te decía: "Para adherirse a esta idea o adquirir el compromiso es necesario creer en la eficacia de la oración. Sin embargo, cualquier persona que rece, de alguna manera, cree en esa eficacia". Nosotros, aunque creemos en esa eficacia, hemos de decir con el padre del endemoniado del Evangelio de hoy: "Creo, ayuda mi incredulidad" o esta versión: "Creo, socorre a mi fe aunque es poca" (Mc 9, 24).

De la misma manera que rezamos por las intenciones del Romano Pontífice, nosotros hemos hacemos lo siguiente:

Nos ponemos en presencia del Señor.

      Nos signamos y santiguamos.

Decimos: Nos unimos a toda la Iglesia que ora y por las intenciones de la adopción espiritual.

Rezamos el misterio que corresponda.

Siempre lo hacemos por la tarde, aproximadamente a la misma hora; (salvo un día que lo hicimos en el templo; aprovechando una visita, se nos ocurrió que podíamos cerrarla con el rezo del misterio).

Independientemente del compromiso, lo importante es mantenerse en la oración, no nueve meses, sino todos los días siguientes.

Estoy en la primera parte del ACTUAR. Una vez consolidada la costumbre, continuaré con las demás actuaciones programadas. En vez de distribuir la idea como si fuera una circular, lo haré de modo individualizado a cada persona, bien por la red, por teléfono o personalmente.

El asunto merece la atención personalizada de tal forma que, a cada receptor, le llegue un mensaje idiosincrásico, salvo en el turno que lo haré colectivo en la junta de turno. Ya os contaré.

 

 

 

enviar por mail (¡también a tu propia casilla!)

 

Adopción Espiritual

programación y diseño: Estudio Quijote