Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

estás en: Adopción Espiritual :: Textos clave

Nick: Pass:

 

versión imprimible o para lectores de baja capacidad visual

en esta categoría y grupo:
Principios de la Acción Pro-Vida
Carta a mis sacerdotes sobre la crisis del aborto
¿Por qué rezamos el rosario en las fábricas de abortos?
Orar y Obrar
¿Qué podemos nosotros hacer en favor de la vida?
Jesús Poveda: La conciencia en acción
Tres de cada cuatro mujeres asesoradas por la Fundación Madrina deciden no abortar
Santa Denuncia: von Galen
Un político si siquiera le preguntaría
Las creencias religiosas, el aborto y la ley
Ecuador: salvan vidas en los centros de ayuda a la mujer
Pérez Adán: El aborto es el mayor holocausto de la historia
«Japón, un país con tantos abortos no puede ser verdaderamente rico»
#ProtestPP

 

Otras categorías:
25 de marzo
Adopcion espiritual en el mundo
Adopción espiritual: antecedentes
Anticonceptivos
Asociaciones pro vida
Bioética
Con humor y con amor
Cultura de la vida
Documentos
Educación
Familia
Iniciativas
La oración provida
La voz del Papa
Libros
Motivos para adoptar
Nosotros
Oración
Otros
persecuciones
Poemas
Preguntas y respuestas
Recursos Provida
Relativismo
SPA
Testimonios
Vigilias
¿Por qué luchar contra el aborto?

 

Añadir un comentario

 

Buscar

ingresa una palabra o frase

Buscar en:

marcar/quitar las categorías

Adopción Espiritual:

Textos clave

Oraciones

¡Urgente!

Presentación

Testimonios de adopción espiritual

Está sucediendo:

Noticias

Calendario

Extras:

 

dentro de los textos

en títulos

en resúmenes

Santa Denuncia: von Galen

autor: Admin

categoría: La acción provida

Abierto a todos los lectores

 

Fr. Frank Pavone, National Director, Priests for Life

“Una vez admitido el derecho a matar personas improductivas... la vida de ninguno de nosotros puede estar segura.” Esto dijo el Cardenal de Munster, Alemania, Clemens von Galen en 1941. A este cardenal se lo llamaba el “León de Munster” porque rugía con la voz del Evangelio contra las atrocidades del régimen nazi. Veinte años después, el Dr. Martin Luther King, Jr. diría a unos predicadores en los Estados Unidos la noche antes de ser asesinado que está bien predicar sobre la “Nueva Jerusalén”, pero el predicador debe predicar también sobre “la nueva Nueva York... y la nueva Memphis, Tennessee.” El cardenal von Galen sabía lo que era aquello que el Dr. King posteriormente denominó “ministerio relevante”, aquel que no duda en llamar a las cosas por su nombre y aplicar las enseñanzas eternas de Cristo a los regímenes temporales construidos por los hombres.

A partir del 9 de octubre de este año, el cardenal von Galen será conocido como Beato Clemens von Galen. Será beatificado en la plaza San Pedro en Roma.

Por supuesto que su beatificación significa que la Iglesia nos lo presenta como ejemplo. Dado que era sacerdote y predicador (además de obispo y cardenal), aquellos que ejercemos estos roles no nos equivocaríamos si concluyéramos que la Iglesia pretende presentarlo como un ejemplo para nosotros.

Los encendidos sermones del cardenal von Galen sobre los nazis nos recuerdan un punto destacado en el Compendio de Doctrina Social de la Iglesia recientemente publicado por el Vaticano. El documento declara: “La doctrina social realiza una tarea de anuncio y de denuncia (énfasis en el original) Continua diciendo: “La doctrina social comporta también una tarea de denuncia, en presencia del pecado: es el pecado de injusticia y de violencia que de diversos modos afecta la sociedad y en ella toma cuerpo. (n.81)

Las homilías del cardenal von Galen durante el verano de 1941 se hicieron famosas y determinaron que estuviera a punto de ser arrestado y condenado a muerte. Von Galen protestó especialmente contra la eutanasia: “Hay pocas dudas que los numerosos casos de muerte repentina entre los dementes no son naturales, sino a menudo causadas deliberadamente y son el resultado de la creencia que es legal tomar una vida que no es digna de ser vivida... Se opina que como no pueden ganar dinero, son máquinas obsoletas, comparables a una vaca vieja que ya no puede dar leche o un caballo que está cojo... Aquí se trata de seres humanos, nuestros vecinos, hermanos y hermanas, los pobres e inválidos... improductivos- ¡quizás! Pero ¿han perdido por ello el derecho a vivir? ¿Tenemos ustedes y yo el derecho a existir solamente porque somos “productivos”?” (3 de agosto de 1941)

¡Que el ejemplo de von Galen viva y vibre a todo nivel en toda la Iglesia al atacar la cultura de muerte! ¡Que él nos enseñe a no temer los juicios o las quejas! ¡Beato Clemens von Galen, ruega por nosotros!

 

 

 

 

enviar por mail (¡también a tu propia casilla!)

 

Añadir un comentario

 

título:

 

autor:

(54.145.101.--- )  

 

 

Adopción Espiritual

programación y diseño: Estudio Quijote