Textos clave: Así es como yo entiendo ir a velar a un abortorio

 
categoríaTestimonios
resumen.
fecha15-9-2009
autorAdmin

 Un abortorio es un cementerio donde quedaron los cuerpos sin vida de muchos inocentes. Muchos hermanos que perdieron allí su vida, y desde allí sus almas fueron entregadas a Dios. Probablemente todos griten en silencio, antes de entregar su espíritu: ¿Padre porque me has abandonado?, como hizo Jesus en la Cruz.

Así que no se trata de encontrar una repercusión mediática en la lucha, para eso hay otros mecanismos que no son incompatibles. Tampoco es necesario que sean multitudinarias. No se trata de conseguir un fin ,ni de darle un sentido utilitarista pragmático sino trascendental, para los que creemos realmente en el inmenso poder de la oración. No se trata de que sea un medio de defender la vida, aunque indirectamente los consiga.

Los que tienen esa vocación de ir a velar a un cementerio, como son los abortorios, es un don que reciben por pura gracia. Es el testimonio de Dios con esos inocentes , que a través del espíritu santo ilumina vocaciones, para que sepan que no los ha abandonado, que está con ellos y se vale de nosotros, al inspirarnos para que vayamos a los cementerios a rezar por sus almas, que sepan que nos los olvidamos, que los echamos de menos y que nos importan, como también les importan a Dios.

No es nuestro mérito sino una prueba palpable de que Cristo ha resucitado y habita entre y en nosotros, es pura gracia.

Al diablo le molesta que nosotros no tengamos miedo y demos testimonio, por la gracia de Dios, de que esos niños que allí murieron y mueren tienen alma, por eso ha inspirado ,por pura rabia, esa frase de "sacar vuestros rosarios de nuestros ovarios". Al maligno le duele profundamente nuestro Santo Rosario, el arma poderosa revelada por la mismísima Virgen Maria Reina del Cielo. O por ser más gráfico, con perdón.

al demonio le toca las narices que vayamos a rezar por las almas de los inocentes por obra y gracia del espiritu santo.

le fastidia que descubramos que tienen almas

le fastidia que el espiritu santo nos sucite la vocacion

y le fastidia que no tengamos miedo y seamos obedientes a dios.

 

Por todo esto y porque el aborto, como todo crimen y todo pecado, procede del gran mentiroso, del tentador, de la serpiente, merece la pena por amor a dios, seguir jodiendo al demonio y mantener nuestras oraciones por las victimas del aborto todos los 25 de cada mes frente a todos los abortorios españoles y del mundo.

 

Lonso


cortesía de Adopción Espiritual